“Tesoros perdidos de los Mayas” se revelan con sofisticación sin precedentes con la tecnología LiDAR

La historia de cómo un grupo de científicos está revolucionando muchas teorías sobre los mayas antiguos se presentará por primera vez en el documental “Tesoros perdidos de los Mayas”, el cual se revela con una sofisticación tecnológica sin precedentes con la nueva tecnología LiDAR (Light Detection And Ranging.

Las zonas de estudio de la PACUNAM LIDAR INITIATIVE incluyen la mayoría de proyectos bajo investigación arqueológicas y de conservación biológica en el norte de Petén, Guatemala. PACUNAM/Estrada-Belli

Tedacción/elTimes

La nueva tecnología LiDAR (Light Detection And Ranging – detección por luz y distancia) a base de rayos láser que penetran el manto forestal está revelando por primera vez docenas de antiguas ciudades Mayas en la selva del Petén, revolucionando la manera en que la arqueología ha visto el urbanismo, la agricultura y la guerra de esa civilización.

Un equipo de arqueólogos de instituciones estadounidenses, europeas y guatemaltecas, están colaborando con la Fundación PACUNAM (Patrimonio Cultural y Natural Maya), una organización filantrópica nacional enfocada en la preservación del patrimonio cultural y natural, con el fin de realizar un mapa con tecnología LiDAR de un área de 2 mil 100 kilómetros cuadrados en la Reserva Biosfera Maya.

La INICIATIVA LIDAR PACUNAM (PLI, por sus siglas en inglés) es el proyecto más grande en la historia de la arqueología Maya y Mesoamericana de este tipo.  La tecnología LIDAR está a la vanguardia de la arqueología moderna por su capacidad de penetrar el manto forestal tropical y crear mapas muy detallados de la superficie de la tierra. En condiciones ideales, estos mapas de alta resolución pueden revelar cambios imperceptibles en el terreno, permitiendo la identificación de rasgos hechos por el hombre como muros, caminos, y edificios.

El equipo de investigadores pudo recolectar datos LiDAR de nueve áreas: El Zotz, La Corona-Achiotal, Holmul, Naachtun, Uaxactun, Xultun-San Bartolo, Tikal, El Perú-Waka y El Tintal. Cada una de las áreas incluye zonas que previamente habían sido tanto reconocidas y excavadas, como completamente desconocidas por arqueólogos.

El Doctor Francisco Estrada-Belli de la Universidad de Tulane de Nueva Orleans y director del Proyecto Holmul afirmó que los miembros del equipo pudieron hacer descubrimientos inmediatos al ver los datos LiDAR, observando nuevos centros urbanos desconocidos con grandes plazas y pirámides, lo cual hubiera tomado años en realizarse con métodos tradicionales.“Vistas como un todo, terrazas y campos de cultivos con canales de riego, aguadas, sitios fortificados y grandes calzadas revelan modificaciones al paisaje natural hechos por los Mayas en una escala previamente inimaginable”, dijo Estrada-Belli.

El Dr. Marcello A. Canuto, director de Middle American Research Institute (MARI) de la Universididad de Tulane, y co-director del Proyecto La Corona, expresó: “Parece claro ahora que los mayas transformaron su medioambiente en gran escala con el fin de hacerlo más productivo para la agricultura. Como resultado, parece probable que esta región estuviera mucho más densamente poblada de lo que tradicionalmente pensábamos”.

Más de 60 mil estructuras individuales fueron identificadas, entre ellas, viviendas, grandes palacios de la realeza y pirámides. Se descubrieron cuatro grandes centros ceremoniales a lo largo de todo el muestreo. Una pirámide de 30 metros de altura, previamente identificada como cerro natural, fue detectada en el centro de Tikal, una de las más investigadas entre todas las ciudades mayas.

Con los datos arrojados por la nueva tecnología, se tienen las bases para creer que Tikal fue una ciudad mucho más grande de lo que se estimaba anteriormente. En otros casos, como por ejemplo en El Palmar, el centro urbano conocido resultó ser 40 veces más grande que como se mostraban en los mapas existentes, incluyendo varios complejos monumentales que previamente se creía eran sitios separados.

El estreno de este documental

en National Geographic

este domingo 11 de febrero a las 20 horas.

La tecnología LiDAR está ofreciendo a los arqueólogos una perspectiva totalmente nueva sobre la escala e intensidad de la agricultura, demografía, interconectividad y guerras mayas.

 

Los mapas LiDAR también ayudarán a monitorear las condiciones ambientales y la reciente deforestación ilegal en el Parque Nacional Laguna del Tigre y son una herramienta importante para estimar los inventarios de carbono de los bosques de esta región, contribuyendo a la Estrategia Nacional de Cambio Climático.

Entre los hallazgos arqueológicos claves revelados por el estudio de PACUNAM se encuentran:

  • Sistema masivo de calzadas en toda la región de tierras bajas del sur muestreada. A diferencia de lo que se creía, no solo un pequeño número de sitios fueron conectados por calzadas, sino que, como muestran los datos de LiDAR, muchos centros tenían caminos que conectaban con santuarios vecinos u otros sitios.
  • Una gran cantidad de características construidas por el hombre y relacionadas con la producción agrícola. En algunas áreas, los mayas manipularon el flujo del agua y mitigaron la erosión, guiando el agua de lluvia hacia las tierras fértiles con redes de canales que a veces se extendían por áreas de hasta 3 kilómetros cuadrados. Varios sistemas de campos drenados se extendían por más de 20 kilómetros a lo largo de los humedales de Holmul. En los terrenos elevados, extensas áreas de muros de piedra podría relacionarse a los cultivos intensivos y a la arboricultura. Estos rasgos son testimonio de la gran sofisticación e inversión de los mayas en sistemas agrícolas sostenibles.
  • Rasgos defensivos rodeaban muchos más sitios del período Preclásico y Clásico de lo que se pensaba anteriormente. Se descubrió un importante sistema de fortificaciones cerca del sitio clásico de El Zotz, ciudad vecina de Tikal. Múltiples murallas rodeaban las laderas de los cerros y las calzadas conectaban una serie de torres de avistamiento a lo largo de una serranía de 10 kms. de longitud. Los datos LiDAR no dejan ninguna duda de que la función del sistema de foso y muralla de 14 kms. de longitud que rodea la ciudad de Tikal fue construida para protegerla de invasores. La frecuencia y escala de tales fortificaciones es inesperada y seguramente se incrementará en la medida que LiDAR muestre nuevas áreas.
Compartir